Presentación del Presidente

 

Estimados usuarios, familiares y colaboradores:

Me llamo Manuel Martínez, y fui elegido como presidente de AFEMEN en la asamblea general celebrada en el mes de mayo del año 2.015. Estoy muy agradecido por la confianza que los socios han puesto en mí. Pero, desde un primer momento, tuve claro que AFEMEN lo formamos entre todos: familiares, usuarios, voluntarios, trabajadores, colaboradores, etc…Y los logros que se consigan serán mérito de todos.

Yo soy socio de AFEMEN desde hace ya 15 años. Antes de ser nombrado como presidente he participado en muchas actividades de la asociación, colaborando como voluntario. Y también vengo asistiendo al grupo de autoayuda de familiares desde hace tiempo. Pero, como mejor me siento, es estando con nuestros usuarios. Les he ayudado a hacer un huerto en la pequeña parcela que tenemos en el Centro Social y Ocupacional de Jerez, donde ya hemos recogido varias cosechas de verduras. Y ver la ilusión que tienen y el interés que ponen para cuidar las plantas, es lo que me llena de verdad.

Mi hijo Juan padece una enfermedad mental desde hace mucho tiempo. Y después de años dando vueltas buscando quien me escuchara y me comprendiera, encontré en AFEMEN una familia. Como padre, he podido comprobar lo que me ha ayudado la asociación para comprender la enfermedad y relacionarme con mi hijo. Y lo que quiero para mi hijo, lo quiero para todos ellos. Y además, todo lo que he aprendido en el grupo de autoayuda que lleva nuestra psicóloga, Auxi. Por eso, también me gustaría que todos los familiares pudieran beneficiarse de este programa. Sé que hay muchas personas que no salen de sus casas y viven encerradas en el problema. Yo los animo a que se acerquen a AFEMEN. Nosotros les escucharemos y atenderemos.

Pero, sinceramente, yo no tengo un interés especial en tener un cargo. Lo que ocurre es que entiendo que es necesaria una organización para que las cosas funcionen. Para que los esfuerzos individuales se sumen y no se dispersen. Para tener una voz común frente a las instituciones y a la sociedad. Y eso requiere una estructura que aglutine los esfuerzos para así poder lograr resultados.

Sé que en AFEMEN hay un grupo familiares que llevan mucho tiempo trabajando por el bien de la asociación. Y cuento con su apoyo, al mismo tiempo que con su  disposición a colaborar. Y además, me da confianza el equipo de trabajadores y voluntarios que hay en nuestra asociación. Por eso, en su día, me presenté como candidato a la presidencia.

Me gustaría transmitiros que estoy muy ilusionado ante esta nueva etapa. Ahora bien, sé que las cosas no son fáciles. No quiero hacer promesas incumplibles, porque no tengo una varita mágica. Lo que sí os puedo garantizar es que trabajaré para defender los derechos de nuestros hijos o hermanos. En definitiva, los derechos de las personas con enfermedad mental grave.

En la medida de los medios con los que contemos, os ofrezco mi tiempo y mi trabajo. También humildad, para poder aprender, y para poder apoyarme en la junta directiva, así como para asesorarme por el equipo de técnicos con amplia experiencia y compromiso personal que tiene AFEMEN. Y no me olvido de los voluntarios, que tan importante labor vienen haciendo.

Si miramos atrás, nos damos cuenta de que hemos avanzado. Pero aún quedan necesidades por cubrir, y por ello, todavía queda mucho camino por recorrer. Yo asumo las riendas de la asociación, pero como uno más dentro de esa gran familia que formamos AFEMEN. La Junta Directiva, debe ser quien tome las decisiones, de manera democrática, pero después de escuchar a todos, viendo pros y contras, y siempre valorando lo que más conviene al conjunto de nuestros asociados, y dependiendo de las posibilidades económicas.

Yo confío en el trabajo en equipo, y yo me considero una persona más dentro de él, porque el cargo de presidente, al fin y al cabo, es uno más para servir a las personas afectadas y sus familiares.

Por último, hago una llamada a vuestra participación. Yo entiendo que todos estamos ocupados con mil cosas, además de atender a nuestro familiar con un problema mental. Pero tenemos que hacer un esfuerzo para defender lo que nos corresponde, lo que es nuestro derecho. En este sentido, seguro que entendéis perfectamente que lo que no reclamemos los familiares y usuarios, no lo va a hacer nadie por nosotros.

Por todo ello, os animo a sumaros a este ilusionante proyecto. A que forméis parte de esta gran familia que es AFEMEN. Cuantos más seamos, más respaldado me sentiré, y más fuerza tendremos en nuestras reivindicaciones.

 

 

Un abrazo

MANUEL MARTÍNEZ HERNANDEZ

PRESIDENTE DE AFEMEN