El TELÉFONO CONTRA EL SUICIDIO ha sido creado para responder a una necesidad social compuesta por casi 4000 necesidades individuales de personas que cada año se ven abocados fatalmente a esa decisión; arrastrando tras de ellos a familiares, profesionales y amigos que sobrevivirán el resto de sus días con el recuerdo de la misma.

Lo que pretendemos desde El TELÉFONO CONTRA EL SUICIDIO, es dar una respuesta concreta que les ayude a superar los momentos de angustia encaminándoles a un proyecto de vida plena de sentido y de sentimiento de utilidad.

El teléfono contra el suicidio: 911 385 385

Lo anterior irá acompañado de la creación de una opinión pública que haga llegar los sentimientos a las instituciones sociales, políticas y legislativas del estado Español.

La atención de El TELÉFONO CONTRA EL SUICIDIO se realiza por profesionales de  salud mental especialmente preparados.